¿AVE FÉNIX?

Ave FénixDe nuevo te vuelves a caer. Cuando todavía no te habías recuperado de los últimos reveses. Cuando creías que esta vez sí, que era la definitiva y que todo iba a salir bien.

Entonces sientes un nuevo zarpazo. Inesperado y certero. Y cuando estás ahí abajo, aun antes de asimilar este nuevo batacazo, te levantas. No por valentía ni por fortaleza. No haciendo gala de esa frase que tanto repiten algunos, “¡qué fuerte eres!” o “tu capacidad es admirable”. ¡Al cuerno mi capacidad!, exclamas con furia, de hecho ni siquiera creo que la tenga, ni tampoco que sea valiente.

Y me levanto porque no tengo otra opción, porque es la única salida, porque no existe más alternativa que volver a la carga. Esta vez con menos ilusión, quizá, lastrando con el peso y sintiendo el hastío del agotamiento acumulado por las últimas caídas. O por los últimos restablecimientos acaso.

Entonces te repiten eso de que vas a aprender de esta nueva sacudida. Que el final de una situación y el principio de la siguiente te van a aportar mucho, que crecerás como persona y blablablá… Pero yo, que durante tanto tiempo fui seguidora de la actitud positiva, ahora pienso “que le den a la actitud positiva”. Estoy cansada de aprender a base de dolor, de crecer alimentada por situaciones duras. Estoy harta de sentir que no llego, que voy corriendo, que llevo la lengua fuera pero la vida no se detiene a esperarme, necesito ir más deprisa…

Me siento extenuada.

Me dan ganas de perder la esperanza, de cabrearme con el mundo y de gritar “¿QUÉ MÁS, QUÉ MÁS ME PUEDE PASAR?”. Esta vez iba a ser la buena y entonces mi mente me recuerda que no estoy tan mal y que tan solo debería tomar perspectiva, relativizar la situación, incluso, dar gracias. Pero mis emociones son más fuertes y callan a los pensamientos, esa vocecilla racional que ahora no quiero escuchar. Yo sigo atenta a las emociones, que por momentos se tornan arrebatadoras y me hacen sentir frustración.

Frustración. Me hacen sentirme de nuevo en la casilla de salida. Vuelta al inicio. Adiós a esas hermosas expectativas, empezamos otra vez el camino… ¡pero es agotador! Me gustaría caer, dejarme caer, rendirme… Y no, no tengo esa opción. Mi única alternativa posible es seguir caminando. Puede que con cierto cansancio en el corazón y sintiendo el hastío. Empezaremos, pues, a dar lo pasos. Sin entusiasmo. A pesar de que ésta fue en un tiempo mi palabra favorita. Sin ilusión por el nuevo camino que aparece ante mí. Uno mejor que el anterior, rodeado de flores y con una hermosa alfombra de color rojo brillante que se despliega ante mis pies. Lástima que mi estado no me permita verlo, que este hartazgo que me invade no me deje sentir la atmósfera suave y templada que envuelve la nueva etapa, una etapa que, por cierto, no ha vuelto atrás, porque nunca se regresa a la casilla de salida. Lástima que la sal de mis lágrimas no me permita saborear la nueva situación, que la tensión de mi cuerpo no me deje sentir la tibieza del ambiente y que la congestión de mi llanto bloquee estos aromas de la casilla de continuación de la partida.

Pero si levantara la mirada, pues yo me he levantado pero mi cabeza todavía está reclinada hacia abajo, entonces vería el brillo y los colores que la vida ha dispuesto para mí, esos que no aparecían en la casilla anterior, justo antes de caerme.

Anuncios

2 comentarios

  1. Me has emocionado mucho con tus palabras y no se que decirte. Tan solo que si algo puedo hacer por ti. Aqui estoy!

    1. Muchas gracias, Maribel 🙂
      La verdad es que solo me apetecía patalear, cabrearme… gritar un poco. Para mí descubrir el enfado es algo nuevo y mira, estoy experimentando emociones cuando la vida me lo pone complicado… Ya no las enmascaro.
      Un abrazo fuerte, reguapa!!
      Geles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: