MUNDIALES DE BALONMANO

BalonmanoHace unos días que concluyó el Campeonato Mundial de Balonmano Masculino, vamos, los Mundiales. Han tenido lugar en Qatar y aprovechando que este país que nos ha adoptado era anfitrión, los hemos vivido con toda la intensidad que nos ha sido posible.

Para mí ha sido la segunda aproximación que he tenido a este deporte. La primera fue en un campamento deportivo, hace algunos años, en el que conocí a personas extraordinarias relacionadas con el balonmano.

Hemos asistido a casi todos los partidos en los que competía la Selección Española y hemos animado con ganas. Porque eso sí, no he visto a ninguna afición vitoreando como lo ha hecho la española. Gritando, cantando y saltando, todos al unísono, celebrando los goles y aplaudiendo a los nuestros. Incluso, cuando jugamos contra Tunez, partido en el que nuestros colores se dibujaban en una pequeña zona de las gradas y los magrebíes llenaban el resto, hicimos más ruido que ellos.

El aplauso más largo y la mayor ovación fue cuando acabamos el partido contra Francia en semifinales. Si a nuestros chicos les habíamos reconocido su juego y su actitud en todos los partidos anteriores, en los que nuestra Selección había resultado vencedora, lo hicimos mucho más en el partido que perdimos. Y fue tal el apoyo que me sentí orgullosa de la afición a la que pertenecía.

Cuando vives lejos de tu país, cuando el color de tu piel y tus costumbres son una minoría en tu ciudad, la nacionalidad y la identidad de uno adquieren otro significado. Los colores de nuestra bandera y el sonido de nuestro himno hacían que esos pocos cientos de desconocidos, ataviados con camisetas rojas, nos sintiéramos unidos, que nos hallásemos en casa y que nos encontráramos en una isla en medio de este desierto.

En las gradas nos comunicábamos en español, hablábamos con todos y las normas sociales, de alguna manera, eran más europeas que nunca. Así, cuando mi amiga Chelo me trajo una camiseta roja con el nombre de nuestro país, primero me la puse encima de lo que llevaba y luego me quité la camisa, sin demasiada preocupación por si se me veía la cintura a lo largo de la operación de cambio en este recatado país.

Hubo más momentos de estar en casa, como cuando desde megafonía se escuchaba Estopa e, incluso, el pasodoble Que viva España, que bailamos sin pensarlo, embriagados por el momento. Un verdadero oasis.

He escuchado muchas quejas sobre la organización del evento. Y sí es cierto que hemos sufrido fallos de ésta, pero voy a romper una lanza a favor de Qatar y de la organización. Es un país joven y ha llevado a cabo un gran esfuerzo para celebrar este campeonato. Disponer este tipo de eventos todavía es algo nuevo para ellos y yo soy optimista. Estoy segura de que han aprendido de sus errores. Además, han tenido grandes aciertos y han realizado todo un despliegue de medios a todos los niveles.

Fue al principio del campeonato cuando conocimos a unos periodistas españoles y nos hicimos amigas de ellos, con excursión al desierto y cenas en el zoco incluidas. Por primera vez leíamos la prensa deportiva e, incluso, protagonizamos una noticia. En definitiva, un interesante encuentro gracias a los Mundiales.

Lo mejor de todo, sin ninguna duda, ha sido la deportividad que emanaba en todo momento del campo de juego. No había estrellas individuales sino equipo. Equipos, porque también lo percibí de las otras selecciones. Los gestos entre los compañeros se sucedían durante cada partido. Pero no quedaba ahí, el comportamiento entre miembros de los países contrincantes también eran frecuentes. Una mano para levantar al otro, un gesto, una palabra… ¡Qué gran experiencia ha sido vivir estos encuentros! Por el espectáculo, por la deportividad, por lo que nos ha unido a la comunidad de españoles y a mi grupo de amigos. ¡¡Cuánto hemos disfrutado con el balonmano!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: