Despedidas

no me olvidesCuando vives en un país como éste las llegadas y partidas se suceden a una velocidad de vértigo. Del mismo modo que los amigos aparecen y que los vínculos se afianzan con rapidez, también las personas se marchan.

Nuestro jefe de obra vuelve a Kerala, su ciudad natal, después de treinta y cuatro años vividos en Oriente Medio. Indio, católico, cincuenta, ocho años. Mirada limpia, rostro castigado por el sol y por la vida. De nombre, Yohannan. Mister Yohannan, como lo llaman los delineantes.

No conecto con facilidad con los indios. Tienen una cultura y una forma de hacer muy diferente a la europea (quizá yo también me acerque a ellos con ciertos prejuicios), pero el caso es que Yohannan se hizo un sitio en mi corazón desde el principio.

Me ha ayudado con las instalaciones de los proyectos. Con una sonrisa estaba dispuesto a resolver cuantas dudas me surgieran sobre electricidad, fontanería o la más peliaguda: aire acondicionado.

He visitado obras con él y en los trayectos compartíamos anécdotas, historias y costumbres sobre nuestros países. Algunas conversaciones giraban en torno al concepto del matrimonio y de cómo se elige a la persona que caminará –supuestamente- el resto de su vida a tu lado. En su caso, es la familia del chico o la chica quien se ocupa de esta tarea y buscan el mejor partido para su hijo o para su hija. Que sea “de buena familia”, se estudian la situación económica y la posición social y se tiene en cuenta multitud de factores. Además, el chico debe tener un grado de formación superior al de ella. A nosotros nos sorprende tanto este sistema como a ellos el nuestro. Y aún más les llama la atención que mujeres como yo (pasados los veinticinco y bien pasados los treinta) no estemos casadas. Si te aprecian, se ofrecen a rezarle a Dios para que encontremos pronto un hombre bueno.

Pues así casó Yohannan a su hija y así lo hará pronto con el varón, que acaba de egresar de su carrera de ingeniería. Aunque quizá esperen un poco porque han planeado que él trabajará unos años en Europa, probablemente en Reino Unido.

Un día me llamó a mi despacho para enseñarme las fotos del bautizo de su nieta. ¡Qué curioso me resultó verlas! Una iglesia católica repleta de santos, tan coloridos que me recordaban a una película de Bollywood, era el fondo de la celebración. Las protagonistas, la niña y todas las mujeres, bien ataviadas con sus saris para la ocasión.

Idas y venidas. Encuentros y despedidas. Antes de marcharse de mi oficina, se nos han humedecido los ojos. Ambos nos hemos emocionamos y yo he prometido visitarlo. Además, tengo un viaje pendiente a la India.

En mi año Erasmus viví muchas despedidas. Supongo que lo mejor es aceptarlas como parte de la vida. El tiempo después se encarga de convertir al otro en un bonito recuerdo o en alguien que sigue formando parte de nuestro presente, dondequiera que resida.

Las telecomunicaciones nos han aportado mucho a los que tenemos seres queridos en otras latitudes. Han alimentado lazos y han acortado distancias. Gracias doy cada día por ello.

Así que hoy he vivido una despedida. Un hombre entrañable y un buen compañero. Además, un ejemplo de que no podemos generalizar. Somos muchos quienes solemos quejarnos de los indios. Por cómo conducen, por cómo trabajan, por cómo nos atienden… Y, si bien es cierto que muchos de ellos son incompetentes, también lo es que muchos no lo son, como Yohannan. Creo que necesito revisar mis prejuicios.

Acabo este texto deseándole lo mejor a mi amigo. Se merece volver a casa, disfrutar de su familia y descansar. Aunque no sé si va a descansar mucho porque se va con ideas y con algún proyecto en mente para un pequeño negocio. Eso sí, estará con los suyos y verá crecer a su nieta como no pudo hacer con sus hijos.

Hasta pronto, amigo. ¡Nos vemos en Kerala!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: