Profesionalidad y emociones

Job dismissal noticeCreo que me ha costado tanto tomar esta decisión porque todavía me parece reciente el día en que yo estuve en el otro lado. Hace unos nueve meses que me entregaron una carta de despido. Me llegó por sorpresa, sin previo aviso. Entendí que la empresa es una empresa y procuré no sentirlo como algo personal, aun sabiendo quién la había preparado.

Hoy soy yo quien firma la sentencia de este chico. Es un delinenate indio. Buen chaval. Pero no desarrolla su trabajo. No enteinde el inglés ni tampoco me capta cuando se lo explico con dibujos. Las más de las veces son sus compañeros quienes le socorren.

He sido paciente. He creído en él en muchas ocasiones. He procurado motivarlo y también castigarlo. Pero hemos llegado a un punto en el que él está de vuelta, es como si por dentro hubiera tirado la toalla.

En el fondo todo el tiempo he sido consciente de mis responsabilidades como manager del departamento. Suena grande la palabra, ¿verdad? A veces la uso con esa intención, pero en realidad no es para tanto. Uno de mis cometidos es decidir quién entra y quién sale y esto debo hacerlo en beneficio de la empresa. Si un empleado no produce, no tiene sentido que lo mantengamos dentro del equipo.

Desde que estoy aquí he procurado desvincularme emocionalmente de mis chicos. Empatizo, sí. Pero no más de la cuenta. Cada uno tiene su situación. Algunos de ellos están casados y sus mujeres e hijos viven en su país, al que ellos visitan una vez al año. Y así, probablemente, transcurran los próximos cuarenta años de sus vidas.
Yo he aprendido a distanciarme emocionalmente de ese tipo de situaciones.

También he aceptado que las jerarquías se han de respetar. Normalizar el hecho de que me llamen señora y no sufrir por el trato de ciudadanos de tercera que reciben aquí por su nacionalidad y color de piel se ha convertido en algo habitual.

Sí me implico, sí permito que fluyan las emociones. Sí los veo como personas y no como empleados. Pero hasta un cierto punto. Con límites. Quienes se hayan visto en esta situación sabrán de lo que hablo.

Emociones y responsabilidad hacia el cargo. Se puede seguir a ambas. Es posible integrarlas. No obstante, es la primera vez en mi vida que despido a alguien y voy a otorgarme el derecho de que resulte, al menos, raro.

¿En alguna ocasión has tomado decisiones cuyas consecuencias repercutían en otras personas? ¿Te ha resultado sencillo? ¿Sabes separar lo profesional y lo personal en estos casos?

Anuncios

2 comentarios

  1. Muy buen post, Geles y muy mal trago el que se pasa. Yo lo he vivido también desde las dos partes.

    Como bien dices hay que empatizar (precisamente esta semana he publicado un post sobre esta competencia emocional del directivo), pero como “complemento” de las competencias ejecutivas. Es decir, el compromiso saludable de los equipos, y el éxito, viene por un equilibrio entre la orientación a resultados y la orientación a las personas. Ya que orientarse sólo a las personas, sin resultados, no permite la viabilidad económica.

    Ahora bien, orientarse sólo a resultados y no a las personas, conlleva un compromiso tóxico que a la larga genera también bajo compromiso y “mediocridad” en los resultados.

    Así que, enhorabuena, Geles, por ese “management” equilibrado que tratas de realizar. Ese es el camino del éxito. Y tu equipo te lo agradecerá también.

    Un fuerte abrazo!

    1. Muchas gracias, Juan Pedro. Esto de dirigir un equipo de personas es nuevo para mí y aprendo cada día. De Desata y su entorno me traje muchas herramientas y las estoy poniendo en práctica.
      Un abrazo muy fuerte!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: