Hamad, el nuevo aeropuerto de Doha

Hamad AirportAnoche mi amigo Luis y su familia viajaron a España. Cargaban tanto equipaje que necesitaron dos coches para ir al aeropuerto. Los acercamos Mohamed y yo… ¡al nuevo aeropuerto!

En funcionamiento desde hace una semana y operando –de momento- con unas pocas compañías aéreas, descubrimos el increíble edificio que conecta Doha con el resto del mundo. Se trata de una infraestructura apoyada totalmente en terreno ganado al mar. Recién inaugurado, creo que anoche había en las instalaciones más personal que usuarios y quizá una parte de los visitantes eran curiosos que se habían acercado tan solo para descubrir la increíble obra de ingeniería, arquitectura y diseño.

Me pareció fascinante que esa infraestructura fuera “el aeropuerto de mi ciudad”.

A lo largo de mi vida me he sentido parte de dos ciudades: Valencia y Doha. Viví un año en Marsella, pero nunca me noté integrada. También he formado parte de dos pueblos, pero ahora no los tengo en cuenta porque con tres cientos y ocho mil habitantes respectivamente, todavía no gozan de aeropuerto propio. El caso es que nunca he vivido en una ciudad realmente grade, en un referente urbano a nivel internacional. Si pienso en Nueva York o en Dubai, se me escapa un “wow”. Sin embargo, Valencia y Doha me parecen manejables, con un tamaño cómodo para mí y con un cierto carácter de andar por casa.

Encontrarme de repente en este nuevo aeropuerto de mi pueblo de Oriente me hace recordar que se están llevando a cabo proyectos faraónicos e incluso, algunos están ya concluidos. Y vuelvo a tomar conciencia de los objetivos a los que apunta esta pequeña ciudad del Golfo. Con anhelos de reconocimiento internacional, capacidad económica y los Mundiales a la vuelta de la esquina, recordé lo característico de este lugar y me fascinó la posibilidad histórica de poder vivirlo desde dentro.

Leí en algún sitio que algunos peces crecen más o menos dependiendo del tamaño del hábitat en el que se encuentran. No podemos negar que somos parte del sistema, que la personalidad de las ciudades está relacionadas con la de sus habitantes y viceversa. Yo influyo en el sistema y el sistema influye en mí.

Como he repetido en tantas ocasiones, de Doha destaco el contraste. Puedes encontrar un grupo de personas con un comportamiento burdo y a continuación, otro exquisitamente refinado y cosmopolita.

¿Y tú, cómo vives tú tu ciudad? ¿Sientes que formas parte de ella? ¿Y ella de ti? ¿Percibes el latido de tu sociedad? ¿Y el tuyo, está acompasado?

Anuncios

Una respuesta

  1. […] Es la primera vez que piso este escenario porque no había volado después de la inauguración del nuevo aeropuerto. Los espacios son más modernos y delicados. Los materiales anuncian la ostentación que se vive en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: