Arte en mármol

P9130088Hace casi dos años y medio que vengo compartiendo mis pensamientos, reflexiones y emociones en este blog. Todo empezó como un juego, un reto que me proponía un amigo. Un profesional liberal debe estar presente en las redes sociales y tener su propio blog, me decía. Y así fue como nació “Arquitectura y Emoción”. Creo que la arquitectura ha sido una excusa, un hilo conductor como lo es de mi vida. Apasionante, una disciplina vasta y compleja que va ligando las distintas etapas de mi camino.

Y escribí sobre todo aquello que pasaba por mi mente y por mi corazón en mi etapa como profesional liberal, cuando tenía mi propio despacho cerca de Valencia. Volcaba mis emociones y mis vivencias. Las de entonces y las pasadas, que se habían ido acumulado a lo largo de los años en algún lugar de mi memoria.

Aquella etapa tocó fin. Y me trasladé a Oriente Medio. Empleada en un despacho de arquitectura, con una tarea inapetente pero en una atmósfera maravillosa. Rodeada de personas que hoy son mis amigos, parte de mi familia. Descubrí la cultura árabe, el Islam, las diferencias entre los distintos países de la Península Arábiga y del Norte de África. Redescubrí la arquitectura.

Y cuando menos lo esperaba (que es cuando suelen suceder los acontecimientos importantes), la vida me sitúa en una empresa que trabaja el mármol. Esculturas, revestimientos, mobiliario, elementos para el jardín… todo lo que puedas imaginar tallado a mano. Recuperando el antiguo arte de los escultores y cinceladores. Aquí soy “designer manager”, que suena muy cool, pero que significa diseñar interiores con mármol y tratar con los clientes. Esta segunda parte, un regalo. Vamos, lo que viene siendo comercial (antiguamente llamado viajante). Por fin he dejado de dibujar durante diez horas al día delante de un ordenador para “salir a la calle”.

¿Con quién trato? Con qataríes. Nuestro producto es exclusivo y está enfocado a un público con alto poder adquisitivo. Es interesante descubrir a estas personas, los autóctonos de uno de los países más ricos del mundo. Existe todo un código para actuar aquí y ya he empezado a aprenderlo. Como esta mañana, cuando mi director me ha pedido que hiciera una llamada. La chica es más joven que tú y que yo, me ha dicho, pero como es una mujer podría resultar ofensivo que la llamo yo… todo un mundo por descubrir.

Otros de mis clientes son los engineering managers de los hoteles de cinco estrellas. En las primeras visitas me sentía abrumada, nunca me he movido en contextos tan fastuosos. Pero me voy acostumbrando. Le encuentro su gracia. En algunas visitas, cuando llego, me abren la puerta del coche y me lo aparcan.

El mundo de las ventas. Me parece apasionante. Les pregunté a mis padres si no les daba pena que hubiera estudiado durante tantos años una profesión técnica y artística como es la arquitectura, que hubiese continuado luego con mi formación y que ahora esté trabajando como vendedora. Casi les ofendió la cuestión. En primer lugar, todos los empleos son dignos. Por otra parte, mi trabajo sigue ligado al diseño y no me habrían contratado si no fuera arquitecta o diseñadora de interiores. Y lo más importante: ven lo feliz que me siento con este nuevo empleo. Porque trabajo con personas, lo que más adoro en el mundo. Estar con gente, conversar, descubrir. Esforzarme por empatizar, conectar, entender a los otros. Volver a aprender escucha activa, trabajar la asertividad…

Así que os iré contando lo que este nuevo empleo me inspira. Como la gran diferencia en los negocios entre tratar con árabes y con occidentales (me quedo con los primeros). O la falta de organización que suelen tener las empresas locales. En esto, echo de menos Europa. Cómo gestiona mi jefe la empresa. Cómo me siento cómoda y libre aquí. Hablaré también sobre la confianza en las relaciones… En fin, todo un mundo de arquitectura y emociones a explorar y compartir.

Así que después de este descanso que me he tomado sin haberlo planificado, después de comenzar con todas estas novedades, seguimos. Continuamos en el camino y lo hacemos con ilusiones renovadas. Gracias por acompañarme. Y Feliz Año Nuevo 2.014.

Anuncios

2 comentarios

  1. Me parece un reto apasionante este nuevo trabajo en el que estás. Recuerdo que de pequeña pensaba en lo que quería ser de mayor, y con el tiempo confirmé que la realidad supera la ficción… ni en un millón de sueños seríamos capaces de imaginar todas las cosas a las que nos podemos dedicar, o que podemos acceder a través de nuestra profesión. Algo parecido me ha pasado con la mía. Quién me iba a decir que después de estudiar una carrera de ciencias, con doctorado incluido y ofertas a la vista, iba a encontrarme trabajando con gente (coincidimos, también es mi pasión), siendo extranjera pero sintiéndome en casa, teniendo que empatizar, comprender, aceptar y descubrir, con alumnos también adinerados, en un entorno bilingüe y en un lugar reticente a aceptar a los extranjeros, aparentemente, pero que luego se ha mostrado como uno de los sitios más acogedores que he conocido. Y esto no ha hecho más que empezar 🙂
    ¡¡¡Feliz inicio de 2014!!!

    1. ¡Ay, Anna! ¿A ti qué te voy a contar? Que la vida nos lleva hacia nuestros sueños si creemos en ellos y trabajamos para alcanzarlos. Y que el camino por el que nos acercamos y el envoltorio con el que se nos presentan… ¡eso ni lo hubiéramos imaginado!
      Gracias, compañera, por esta ahí. Por tu amistad y por tu apoyo. Eres una de las persona claves en mi vida.
      Te quiero, Anna.
      ¡Feliz Año 2014!
      Geles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: