Instalaciones

GetAttachmentEstaba sentada en mi habitación, leyendo y, de repente, me di cuenta de que una insólita paz interior me invadía. Era una sensación de tranquilidad, de silencio. ¡Esa era la palabra! ¡Silencio! ¿Me habré iluminado? ¿Acaso he alcanzado la sabiduría?

Un minuto después me di cuenta de que el silencio no venía de dentro sino de fuera. ¡No oía la máquina de aire acondicionado! ¿Por qué? Porque estaba apagada y esto era una novedad. Después de tantos meses con esa estridencia de fondo en mi vida, ya fuera en casa, en la oficina o en el coche, dejé de oír el ruido del inevitable aire acondicionado.

Y me pregunto, ¿realmente esto es necesario? Arquitectos e ingenieros del mundo. Constructores y promotores, ¿podemos diseñar otros sistemas? Pues claro que sí. Por ejemplo, climatización por conductos. ¿Y por qué no lo hacemos?

Cuando trabajaba en España a menudo proyectábamos y construíamos las viviendas con una instalación de aire por conductos. O como mínimo, una preinstalación. Allí funcionaban generando calor en invierno y quitándolo en verano. Vamos, enfriando. Aquí el primero sería innecesario. Lo que necesitamos, durante casi todo el año es enfriar los espacios. Digo casi porque hay unos tres meses en que no es necesario. Aquí lo llaman invierno y a mí me hace gracia que así sea.

Entonces, ¿por qué no construyen las viviendas con una instalación centralizada? Me imagino que porque el promotor es consciente de que es más cara. Aunque con el tiempo se amortiza, pues resulta más eficiente y consume menos energía.
Aquí no parece que le den demasiada importancia al consumo energético. Si hay algo que les sobra, es eso. Por eso resulta tan barata la gasolina y la factura de la luz. La electricidad cuesta poco dinero, pero no podemos olvidarnos del planeta, de cuestiones ecológicas y de que un día se agotará ese oro negro y ese gas que ha enriquecido al país.

Efectivamente, en el momento de llevar a cabo la construcción es más caro realizar una instalación de aire acondicionado por conductos, con todas las cuestiones constructivas y de diseño que conlleva, como los falsos techos.
Recuerdo que trabajé para un promotor que tenía como prioridad construir barato y vender caro. Con personajes de ese tipo, que por desgracia, tanto abundaron en España años atrás, ¿qué nos podemos esperar?

Mi sugerencia como técnico es que si construyes o compras una vivienda, una oficina o un local comercial, que tengas en cuenta que una mayor inversión inicial puede ahorrarte dinero con el tiempo, puede respetar más el medio ambiente y es capaz de ofrecerte un mayor disfrute y confort de los espacios. ¿Lo tienes en cuenta, por ejemplo, cuando compras una bombilla? Espero que poco a poco nos vayamos concienciando un poco más entre todos.

Por cierto, no me he iluminado. Seguiré explorando mi interior, haciendo meditación y yoga. Trabajando apegos, ego y emociones. Pero por ahora, el único silencio que escucho es el de mi aire acondicionado.

Anuncios

2 comentarios

  1. Me encanta!!!!sigues siendo especial aun cuando los años pasan.un beso

    1. Julia, muchas gracias por tus palabras!!

      Te mando un abrazo muy fuerte 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: