Casando diferentes estilos

5719858304_cca514045eEn los seis meses que llevo aquí mi trabajo ha sido con edificios proyectados con lo que llamamos “qatarí style”. Con la estética de aquí, unas técnicas constructivas basadas en la tradición y costumbres del lugar y una manera de organizar propia de Oriente Medio. Y yo me pregunto, ¿podríamos mezclar estilos?

Me viene a la cabeza una tendencia artística que arquitectura que se caracterizaba por mezclar elementos de distintas épocas de la historia y de diferentes estilos. El Eclecticismo. Algunos arquitectos de occidente proyectaron edificios eligiendo lo que consideraban “lo mejor” (¿de cada casa?). El caso es que ecléctico significa escogido.

Con la globalización parece que las fronteras de difuminan y que no existen tantas diferencias entre zonas culturales. Pero sí las hay. Lo dice una europea que vive en Oriente Medio. Nos enriquecen, nos ayudan a aprender, a crecer, a cambiar nuestro punto de vista… en definitiva, son positivas. Pero haberlas, haylas.

¿Podríamos diseñar un edificio eligiendo lo mejor de cada estilo? A nivel de forma, de estética, de apariencia. ¿Y podríamos seleccionar las técnicas constructivas, estructurales, etcétera, que mejor funcionaran? ¿Y la forma de proyectar, de organizar y de construir la obra? Sería una buena mezcla, ¿verdad? Creo que sí se puede. Es más, estoy segura de que existen numerosos ejemplos.

Lo difícil viene ahora, ¿podemos mezclar personas? Tengo una amistad y unas relaciones con personas árabes y musulmanas excepcionales. Funcionan más que bien. No me cabe ninguna duda. Podemos mezclar amigos.

La cuestión es, ¿puede funcionar bien una pareja mixta? Durante muchos años he pensado que sí. Imaginemos una relación donde una persona es árabe y su religión se basa en el Corán. Y la otra persona es occidental. Por ejemplo, de Europa. No diré que es cristiano o cristiana porque lo más característico de la mayoría de nosotros es la cultura y no la religión. Pues siempre he estado convencida de que sí. Y no era un pensamiento gratuito, estaba basada en una experiencia personal muy profunda.

Ahora me veo viviendo en en la Península Arábica, teniendo amigos europeos y árabes. Y tratando con parejas mixtas. Y me vuelvo a preguntar, ¿esta diferencia cultural condena irremediablemente la relación al fracaso? Y quiero pensar que no. Y quiero recordar que con amor, con tolerancia y con respeto se pueden superar las dificultades, establecer puentes y acabar teniendo una relación rica. Y se puede, incluso, establecer una familia multicultural.

En otras ocasiones pienso que la cuestión es muy delicada. Que el entendimiento consume mucha energía y que hay  diferencias realmente considerables.

Las parejas mixtas me provocan una sensación de ternura, de admiración y de tristeza. La tristeza es porque conozco las barreras que ambos necesitan superar para mantener una relación cordial y con éxito.

En definitiva, quiero creer que sí es posible que una relación entre un musulmán y una europea tenga éxito (digo musulmán-europea porque son los casos que conozco). Pero si soy sincera… no lo tengo claro. ¿Tú qué piensas? Eso sí, si vas a responder o a responderte, hazlo sin prejuicios. Intenta ser subjetivo o subjetiva y tener un tono tolerante. Así que, ¿tú qué opinas?

Anuncios

Una respuesta

  1. […] llegamos a querernos de algún modo. Es un chico sencillo y sin complicaciones. Siempre supe que la diferencia de culturas y de religiones no habría supuesto una traba entre nosotros. Y su tendencia a pensar y decidir con la mente […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: