Arquitectura y fastos

majlisHace casi cinco meses que llegué a esta tierra. El tiempo ha transcurrido rápido y ya he tenido la oportunidad de conocer personas muy interesantes y descubrir costumbres y lugares.

Parece que lo que más conocido de este país es la buena economía de la que disfrutan y los lujos con los que viven los qataríes. Y es cierto. Gozan de muchos privilegios y los lugareños tienen un poder adquisitivo alto. Algunos de ellos, muy alto. Esto se traduce en el nivel de vida de que disponen. Los coches que conducen son opulentos y las casas que construyen, realmente fastuosas.

Los exteriores de las viviendas, en muchos casos son sencillos y austeros. El despliegue de medios se reserva para el interior. Esto está relacionado con su cultura. Los musulmanes son personas “de interior”, hacen la vida dentro de la casa, que es su reino y disfrutan de la familia y de los amigos, pero preferentemente, de manera íntima.

Las villas, las viviendas de los qataríes, son muy grandes. Están formadas por varias plantas y numerosas estancias. Suelen vivir en ellas muchos miembros de la familia. Si, por ejemplo, uno de los hijos se casa, es habitual que se quede a vivir con su esposa en una de las plantas de la casa.

Estas viviendas, y también otras menos lujosas habitadas por occidentales, disponen de dormitorios para las personas que trabajan en el hogar. Aquí es habitual tener una maid en casa. En muchos casos, es una mujer de origen filipino. Cuidan los niños, limpian y cocinan.

En las parcelas de las villas, además de la vivienda y otras instalaciones, se construye el majlis. Es un espacio independiente donde los hombres se reúnen. Hablan, comen y fuman shisha. Cuando hay una celebración, como una boda, ellos permanecen en el majlis y ellas, en la casa.

Estos espacios son completamente autónomos. Suelen tener salones, cocina, baños e, incluso, habitación de invitados. No he estado dentro de ninguno, aunque espero tener la oportunidad algún día, inch’Allah (como dicen aquí). Si he visto proyectos y uno de ellos me ha impresionado especialmente por la suntuosidad. Estaba compuesto por planta baja y sótano. ¡Casi mil dos cientos metros cuadrados en total! Varios salones, cocinas e, incluso, ¡una sala de teatro! Supongo que será cierto aquello que nos dijo un nativo, que las adolescentes qataríes no necesitan salir a discotecas porque ya las tienen en casa y les basta con llamar a sus amigas para poder reunirse y bailar. No termino de acostumbrarme a escuchar este tipo de derroches.

Mi concepto de “casa grande” y “casa pequeña” ha cambiado desde que vivo aquí. Estoy deseando conocer más, ver, descubrir, explorar. Me gustaría conocer chicas qataríes. Que me cuenten cómo viven, cómo piensan, cuáles son sus inquietudes.

Y, cuando las conozca, seguir exponiendo, mediante nuevas entradas, lo que descubra. Me cuesta imaginar lo que debe ser haber nacido en una cultura donde la mujer está protegida hasta límites –para nosotros- insospechados. Cubren su cuerpo de negro para preservarlo de miradas y pensamientos libidinosos. No sé cómo habría sido una adolescencia sin relacionarme con chicos, o haberlo hecho en la distancia. Aquí no es lícito salir con chicos, ser pareja sin haberse bendecido mediante matrimonio previamente. No se habla de sexo. No se bebe alcohol.

Por otra parte, tampoco imagino lo que sería vivir en la abundancia, tener acceso a todo lo que el dinero pueda pagar. Muchos qataríes estudian en las mejores universidades de Europa o América y tienen facilidades para acceder a un buen empleo o a crear su propia empresa. Otros, quizá con menos interés en la formación, han entrado en puestos de la administración.

Me cuesta mucho imaginar cómo sería una vida así. Creo que para los ojos de una occidental como yo, lo que más sorprende es la distancia entre hombres y mujeres. Ahora me voy acostumbrando, pero al principio me resultaba raro despedirme de mis amigos (musulmanes) sin darles dos besos. No me imagino la vida de España sin los abrazos de mis amigos chicos. Incluso, de mis primos.

Por eso me gustaría conocer amigas qataríes. Para saber cómo son y cómo han transcurrido sus vidas. De momento, voy conociendo cómo son sus casas. Al menos, a través de los proyectos que veo.

Te seguiré contando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: