Me he sentido viva

Bocetos 2Pronto nos mudaremos de oficina. Ahora trabajamos en una villa, una vivienda unifamiliar reconvertida en despachos. Nos vamos a trasladar a un edificio de oficinas. Mientras estemos allí, se derribará la villa y se construirá un nuevo estudio de arquitectura.

¿Y cómo será el nuevo edificio? Pues hay un concurso en la oficina. Tenemos nueve días para entregar nuestras propuestas. Debemos ajustarnos a la normativa urbanística y hacer un proyecto bonito, según enunció nuestro jefe. Y no lo dijo, pero por supuesto, que funcione bien. Muy bien. Siempre ando preocupada por el buen empleo de los espacios. Por el orden, las circulaciones, la comodidad y la practicidad. Ahora bien, me resultará difícil competir con mis compañeros a nivel de imagen, de fachadas, de “belleza”.

El caso es que me he puesto a proyectar, a pensar, a dibujar. Y he vuelto a sentirme viva. Desde que estoy aquí, he dibujado detalles constructivos, escaleras, falsos techos y baños. He corregido dimensiones y he modificado alzados y secciones. Pero no he diseñado. Y me reconforta sentirme así de bien. Me noto viva. Esta sensación me reconcilia con mi profesión. Y me recuerda que “soy” para la arquitectura y que ella “es” para mí.

Esto ocurre en las etapas más creativas de cualquier trabajo. ¿Tú cuándo te sientes así? Hay profesiones en las que no se diseña pero se buscan soluciones. Y sucede lo mismo. ¿A ti te pasa? ¿Cómo te sientes después de una etapa de fluidez?

Mi hermano es diseñador gráfico. Una vez le pregunté si no se le acababan las ideas cuantos más logos e imágenes corporativas creaba. Me explicó que cuanto más diseña, más creativo se siente. Es como si su capacidad, lejos de agotarse, se expandiera. Entiendo que es el equivalente –a nivel mental- de realizar un deporte. Cuando lo practicas, en lugar de cansarte, te sientes más fuerte, más ágil y con más energía. Al final nuestro cerebro trabaja de una manera muy parecida a nuestro cuerpo (que me perdonen los expertos por expresarlo así).

¿Y qué haré con mi tiempo libre cuando acabe el concurso? Pues lo tengo muy claro: unos bocetos para la casa de mi amigo Juan y su familia. Me apetece mucho y, anecdóticamente, me remiten al lugar en el que estoy. Me explico, una tarde quedé con ellos para visitar la parcela. Llegué antes de hora y decidí dar un paseo por aquel pueblo. Consulté el teléfono y tenía un correo de mi amiga Carol. Me decía que su jefe había visto mi CV y me quería contratar. Y me mandaba una serie de recomendaciones sobre la ropa que debía llevarme y los trámites burocráticos.

Esa tarde, hasta que me encontré con mi amigo, su mujer y su hijo, estuve visualizando cómo sería la vida aquí. Los dibujos que les iba a preparar no eran urgentes y, abusando de la confianza, no los hice porque debía cerrar varios proyectos antes de venirme. Y lo mismo ocurrió una vez aquí.

Me resulta muy curioso reencontrarme con esa parcela ahora que vivo lo que ese día imaginé. Es como, de repente, encontrarme al otro lado de mis pensamientos. Esbozar unas plantas para mi amigo me motiva mucho. Es como volver a la mejor parte de mi trabajo en España, la etapa que adoraba de cada encargo. Y pienso enlazar la motivación del proyecto de la oficina con la de los bocetos para la vivienda de mi amigo.

A veces siento que no dedico todo mi tiempo a actividades que me proporcionan bienestar. Malos hábitos y perezas me alejan de ellas. Y cuando me involucro no entiendo por qué no lo he hecho antes. Dedicaré más tiempo a este tipo de ocupaciones.

Anuncios

4 comentarios

  1. Qué suerte tiene tu amigo de que haya ocurrido esa “sincronicidad” porque tus bocetos para él estarán enriquecidos con tu nuevo trabajo, tu motivación y tus nuevas arborizaciones neuronales 😉

    Un abrazo y muchas gracias por este post, amiga!!

    1. Juan Pedro, espero que así sea. En los tres meses que han pasado desde que llegué no soy la misma persona ni la misma arquitecta. Los dibujaré con mucho amor y con las herramientas aprendidas aquí y allí.

      Un abrazo muy fuerte,
      Geles

  2. Geles…totalmente de acuerdo…otra vez mas..
    A mi me pasa tb con la pintura, cuanto mas pinto y creo..mas ganas tengo de seguir pintando y creando…
    Yo creo que cuando Picasso decia “La inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando” se refería a la forma en la que funciona la creatividad…
    Mucho animo…creativo!!

    1. ¡Hola Sara! Yo creo que eso sucede con lo que de verdad te apasiona. ¡Y qué bien sienta ponerlo en práctica!
      Gracias por tu comentario y te mando un beso muy fuerte desde Oriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: