Alimentos, ladrillos de nuestro organismo

Este fin de semana ha sido especial. Hemos organizado el primer taller oficial como grupo, como Mentemorfosis. Todo comenzó como un sueño y ya ha empezado a materializarse. Conocemos las herramientas para disfrutar de una buena salud física y emocional y queremos trasladárselas a todo aquéil que quiera escuchar a través de talleres y cursos. Pues bien, ya estamos en marcha. El taller de este fin de semana ha sido de inteligencia física y alimentación consciente.

Además de tomar conciencia de la importancia que tiene la alimentación y el ejercicio físico, lo voy teniendo en cuenta y aplicándolo a mi vida. A veces con más esfuerzo. Otras, casi sin darme cuenta. Y yo he observado que cuidar el cuerpo es muy parecido a conservar una casa.

Cuando comemos aportamos a nuestro organismo los nutrientes que ésta va a utilizar para construir las células de nuestro cuerpo. Sí, sí, para construir órganos y tejidos.  ¿Y de qué manera conseguimos ese cuerpo de calidad? Si nos hacemos con los mejores ladrillos, cemento, azulejos y demás materiales podremos conseguir tabiques fuertes,  pilares resistentes y fachadas duraderas. Y… ¡lo mismo sucede con nuestro cuerpo!

Además de la calidad de cada nutriente, vamos a introducirle las proporciones adecuadas. Si producimos un hormigón con demasiada agua tendremos una estructura poco resistente. Si nos pasamos con la arena, la plasticidad no será adecuada. Así que es muy importante la proporción de cada alimento y cuándo lo ingerimos. Incluso, el orden.

A veces ocurre que utilizamos materiales “malos” o que comemos alimentos nocivos para nuestra salud. ¿Nos estamos dando cuenta de esto?  Tomemos conciencia de ellos y propongámonos de una vez eliminar lo que nos hace daño. No significa que las grasas, la bollería industrial o el alcohol estén prohibidos siempre, significa que no deben formar parte de nuestros hábitos diarios. Podemos tomarlo de manera excepcional.

Lo curioso de esto es que parece que lo que está bueno sea malo para la salud. Pero podemos aprender a comer, a disfrutar con alimentos saludables y, lo más importante, a observar sus efectos sobre nosotros. En la digestión que tenemos, en la energía que nos aportan o que nos quitan y en tantos efectos que nos produce lo que comemos.

El taller estaba compuesto de dos sesiones: el de la alimentación y el del ejercicio físico. En la segunda parte Eli nos ha explicado cómo comer bien. En la primera, Antonio nos hizo ejercitarnos, nos recordó la importancia del deporte y nos motivó a practicarlo para cuidar nuestro cuerpo. ¿Qué pasa si nuestra vivienda no tiene un mantenimiento continuo? Si no hacemos las revisiones oportunas, si no repintamos o si no reparamos lo que se deteriora? Lo tenemos muy claro, ¿verdad? A veces nos cuesta darnos cuenta de que nuestro cuerpo también necesita un mantenimiento constante. ¿Hacemos deporte? ¿Nos tonificamos? ¿Nos fortalecemos? Las personas que practican deporte de manera habitual conocen muy bien sus efectos.

Y este trabajo en nuestro cuerpo físico repercute directamente en nuestro estado emocional. ¿Cómo te sientes después de hacer ejercicio? ¿Tienes ansiedad después de jugar un partidito, de nadar o de hacer una carrera? Vamos a proponernos, esta vez de verdad, dar un paso hacia el cuidado de nuestro cuerpo. Mejoremos la alimentación y practiquemos deporte, ¿nos animamos?

Anuncios

3 comentarios

  1. Preciosa la comparación de una obra bien hecha con un cuerpo bien nutrido. Es así de sencillo y fácil de conservarnos, no hay truco ni cirugía solo cuidarnos cada día con mucho amor ( a fuego lento…), un puñadito de pasión, un toque de aventura y bien regadito con sonrisas…

    1. Gracias Eli. Tú fuiste mi inspiración para escribirlo. Eres todo un referente en lo que se refiere a la alimentación… ¡me encanta!
      Un besito

  2. […] de fontanería o del caso que nos ocupe. Sin embargo, nuestro cuerpo, que necesita una serie de nutrientes –y bien conocemos cuáles- no siempre es atendido con los necesarios. Y a veces llamamos a quien […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: