El cariño como material de construcción

Mi padre siempre ha dicho que el ingrediente más importante para que una comida salga buena es el cariño. Y yo siempre he estado convencida de que la explicación es muy sencilla: cuando realizamos una tarea con cariño, le ponemos esmero, la hacemos con interés. ¿A qué nos lleva esta actitud? A poner los cinco sentidos, a tener el propósito de crear una obra de arte. Cuando nos empeñamos en algo… ¡sale bien!

En mis proyectos procuro poner ese cariño que ellos mismos suelen pedir. Buco soluciones buenas y no descanso hasta conseguirlo. Lo mismo les sucede a mis compañeros, a mis amigos de la carrera. No sé si esto se deberá a la vocación o a la formación que recibimos en la Escuela de Arquitectura. El caso es que le ponemos pasión hasta concebir los mejores espacios con las herramientas que se disponen. Hasta hallar la solución que satisface  a todas las variables.

Y yo, que casi siempre he tenido una visión del mundo con una fuerte componente racional, que siempre he tenido inquietudes técnicas y que no concebía lo que la ciencia no era capaz de explicar… hoy me pregunto: ¿Hay algo más aparte del interés, de la dedicación, de las horas de trabajo que invertimos en una tarea cuando le ponemos ese cariño?

Hace unos días visitamos el monasterio budista de Castellón, donde nos disfrutamos de una hermosa charla sobre la felicidad y la meditación. Antes de comer, cantamos un mantra y enviamos pensamientos positivos a la comida. Yo no sé si esto tuvo algo que ver, pero a todos nos sentó muy bien la fideuá. También recuerdo que cuando iba al instituto bendecíamos la comida y le dábamos gracias a Dios por ella. ¿El cariño se transfiere realmente a los alimentos? ¿Cuando se le pone amor al diseño de un proyecto, éste influye? ¿Y la actitud de los albañiles cuando lo están ejecutando? Yo ya no me atrevo a gritar que no. He construido un espacio en mi mente para las preguntas a las que ya no me atrevo a contestarme que sí o que no de manera categórica.

En los últimos tiempos parece que se habla mucho más de espiritualidad, se ha puesto de moda cierta bibliografía como “El Secreto” y se expanden con cierta naturalidad terapias basadas en la energía, como el Reiki. Y yo me pregunto, “¿me lo creo?, ¿no me lo creo?”.

Pues bien, ¡tengo una respuesta! Cierto o no, el creerlo sólo nos puede hacer bien. En el caso de que, como afirman los más cuadriculados, si no se puede demostrar, difícilmente será cierto, el simple efecto placebo, la ilusión de creer en la fuerza del “amor como energía” o de pedirle ayuda al Universo, simplemente con creerlo, ya nos puede ayudar. Y, por supuesto, existe una componente demostrable: esta fe, esta fuerza, nos va a empujar a trabajar más para conseguir el objetivo en el que creemos. Nos pondrá alerta y atentos para cuando lleguen las oportunidades. Valoraremos más lo que consigamos, ya sea un regalo del universo o el resultado de nuestro esfuerzo y dedicación.

Para terminar, propongo que creamos. Que creamos en la vida, en nuestros objetivos, en nuestras capacidades, en la fuerza del amor y del cariño. Y, sobre todo, que creamos en nosotros mismos.

Anuncios

6 comentarios

  1. Geles, solo puedo hacer un comentario a tu post: ¡CHAPEAU!

    1. Gracias Juan Pedro. Viniendo de ti significa mucho.
      Un abrazo

  2. Yo creo en ti!
    Esa foto me suena…….
    Un besete
    Asun Oliver

    1. Gracias Asun.
      Esa foto es de un espacio que proyecté con mucho cariño.
      ¡Un beso!

  3. Te conozco muy poco y sin embargo tengo la sensación de conecerte hace mucho tiempo. Qué decirte?… Geles, estoy contigo y pienso como tu siempre desde el cariño hacia el mundo, hacia las cosas que hacemos y sentimos. Me encanta esa fuerza que desprendes de forma tan natural. Gracias por compartir tus pensamientos. Un abrazo muy fuerte.

    1. ¡Hola MªJose! Gracias por tus palabras. Desata me ha dado la oportunidad de conocer personas muy interesantes y tú eres una de ellas. Seguiremos caminando, que tenemos tanto por descubrir…
      ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: