Equilibrio

Hace unos días vi un programa en televisión en el que hablaban sobre casas inteligentes y decían que la domótica era el futuro de nuestros hogares. Igual que estos avances tecnológicos han llegado a los teléfonos, a los coches y a otros elementos que utilizamos a diario, era el turno de que llegara a las viviendas. Y decían que no serían las casas del futuro, sino del presente, que la tecnología está lo suficientemente avanzada como para incorporarla desde ya. Y no a unas viviendas elitistas, sino para todos.

Yo me imagino que es dar un salto más. En algunas casas viejas todavía vemos que la instalación eléctrica está por fuera de las paredes, protegida por una canaleta o, incluso, el propio cable está a la vista. Dentro de unos años nuestros actuales hogares también incorporarán instalaciones colocadas a posteriori, instalaciones de seguridad, de ahorro energético, de confort, accesibilidad o telecomunicaciones. Y, por supuesto, estarán incorporadas en las nuevas viviendas.

Lo que más me gustó del programa fue cuando el presentador le preguntó a Jordi Ludevid, Presidente del Consejo de Arquitectos de España, cómo se iba a llevar esto a cabo, cómo se iban a incorporar estas novedades dentro de las viviendas. Él, muy convencido, contestó que los arquitectos lo integrarían, pasaría a ser una parte más del proyecto y los arquitectos sabrían integrarlas sin problema.

Cuando se proyecta, cuando se piensa en una nueva edificación, se consideran todos los factores a la vez. Para concebir un buen proyecto debes pensar en la estructura, en la distribución, en las circulaciones, las instalaciones, las vistas, la orientación… al mismo tiempo. En el proceso de ideación del proyecto todas las variables avanzan juntas. Si piensas en la forma y después intentas meter la distribución como sea, no sale bien. Si diseñas la distribución y luego le pones la estructura con calzador, tampoco.

A lo largo del proceso creativo hay momentos en que te paras y piensas, ¿esto va bien? Te separas un poco del proyecto e intentas juzgar cómo lo llevas. Yo sé perfectamente cuándo he llegado a la buena solución. Cuando todas las variables van juntas sé que lo estoy haciendo bien. Según mi amigo y profesor, Boro Borcha, sabemos que el proyecto es bueno haciéndole una radiografía, viendo su esqueleto. Y el esqueleto de un edificio es su estructura, el sistema de pilares, vigas y forjados. Si tiene un orden, el proyecto está bien. Yo estoy de acuerdo con él.

Y lo mismo sucede con las personas. Para que marchemos bien, todas las facetas de nuestra vida deben estar compensadas, en equilibrio. Seguro que conoces a alguien a quien le funciona muy bien el trabajo, por ejemplo, pero tiene cuestiones pendientes de resolver en su vida personal. O personas con unas áreas que funcionan muy bien y otras que fallan.

El equilibrio es difícil de encontrar, no obstante, yo estoy convencida de que podemos acercarnos a él. Para ello, identifiquemos qué es lo que queremos mejorar. Atrevámonos a verlo. Cuando yo iba al instituto solía sacar sobresalientes en casi todas las asignaturas. Sin embargo, sacaba cincos en educación física y tenía dificultades para relacionarme con mis compañeros. Yo me engañaba pensando que el no tener amigos y el no estar en forma no era importante… para eso sacaba buenas notas. Pues no es así, era importante y mucho. Lo primero que vamos a hacer es reconocer esas facetas que queremos mejorar. Y tomaremos conciencia de que podemos hacerlo. Por supuesto que podemos. Es más, en muchas ocasiones hemos logrado objetivos que creíamos inalcanzables. Yo, por ejemplo, me considero una persona deportista y con unas buenas relaciones sociales, algo que en aquél momento para mí era impensable. ¿Qué has conseguido tú? Busca en tu memoria y date cuenta de que puedes romper barreras.

Una vez que hemos identificado esas áreas que queremos mejorar, trazaremos una estrategia y empezaremos a ponerla en práctica. Habrá que luchar contra los hábitos establecidos y saber levantarnos cada vez que nos tropecemos. ¡Puedes hacerlo! ¡Empieza hoy mismo a equilibrar tu vida!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: