La personalidad de la casa visitada

Hoy, de nuevo, tengo ganas de reflexionar sobre la personalidad de las casas. Por si no has leído entradas anteriores -y si lo has hecho, servirá de recuerdo-, cuento que las viviendas primero se conciben y proyectan; en segundo lugar, se construyen, se da forma a lo que es su cuerpo; y por último, se habitan. Las tres etapas me atraen muchísimo, pero es la tercera (en la que yo no intervengo de manera directa) la que más me fascina. Una persona, una familia o unos compañeros de piso la visten e impregnan los muros de vida, le confieren un alma. Y ésta se va formando a partir de esas vivencias y de las emociones del ambiente. Por eso no hay dos casas iguales, aunque provengan de pisos idénticos o de adosados construidos igual.

Pues bien, hoy me apetece ver rasgos de la personalidad de estas casas. Cuando estás con una persona que conoces desde hace tiempo, con un amigo o un familiar, normalmente te sientes cómodo, la relación se ha ido definiendo de manera implícita, ya existen vínculos establecidos. Lo mismo sucede cuando estás en una casa que conoces, en la que te sientes a gusto. ¿Pero qué sucede cuando tratas a alguien por primera vez? A veces nos presentan a alguien o llegamos a un grupo y conectamos poco. Otras, sin embargo, nos adaptamos como si nos conociéramos desde siempre. Piensa en una ocasión donde no encontraras tu sitio y otra en la que encajarás desde el primer minuto. Ahora recuerda alguna casa en la que hayas estado por primera vez y con la que no empatizaste demasiado.  Por último, en una que te haya acogido como si ya existiera tu lugar dentro de ella. ¿Y esto de que depende? Pues del vínculo que creéis ese espacio y tú, de cómo sintonicéis. Y no sólo por el estilo. Puedes llegar a un sitio con una decoración que no es exactamente de tu gusto y sin embargo conectar desde el principio. Sucede como con las personas, ¿cuántas veces hemos conocido a alguien totalmente diferente y enseguida hemos sintonizado?

¿Cómo nos habla una casa? Lo hace con su mobiliario, con los objetos que la visten, con sus olores, sus colores, con su luz, sus sonidos, con su temperatura y con sus texturas. Y la entendemos perfectamente. Sabemos cuándo podemos sentarnos y dónde o dónde no. Hasta qué punto podemos llegar sin que se nos invite y cuáles son los límites de las zonas públicas. Algunas nos abrazan y  nos seducen para que nos quedemos más tiempo, al igual que lo hacen esas personas que, sin saber cómo, su compañía nos resulta irresistible. Con la misma temperatura hay casas frías y cálidas. En algunas se siente la tensión y otras tienen una atmósfera pura y armoniosa.

También las hay más masculinas o más femeninas. Algunas son organizadas, racionales, sistemáticas. Otras son más desordenadas. Las hay creativas y las hay previsibles.

¿Te has dado cuenta de que algunas son muy extrovertidas? Te hablan, te mandan mensajes con una espontaneidad pasmosa. Otras, en cambio, son tímidas e introvertidas. Envían señales con mucha cautela y muestras sólo una pequeña parte de lo que son. A menudo no se atreven a mostrar lo más interesante… ¡igual que las personas!

Está claro que un factor importante para trazar una relación entre la vivienda visitada y tú es el nexo, la persona que te invita a ella. Es como cuando llegas a un grupo nuevo, la forma en que te recibirán y en la que tú entrarás dependerá del miembro de ese grupo que te introduzca. En muchas ocasiones serás tú ese enlace, la persona que presentará a alguien o el anfitrión que recibirá en su casa a una visita. Hazlo con cariño. Dale una buena bienvenida tanto si llega a tu grupo de amigos como si lo hace a tu casa. ¡Serás un buen enlace!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: